viernes, 8 de abril de 2011

CAUSAS EXTERNAS E INTERNAS QUE DIERON ORIGEN A LA REVOLUCION MEXICANA

Uno de los capítulos más controversiales que ha vivido nuestro país, es sin duda la Revolución Mexicana. Para entenderla es necesario considerar las causas que obligaron a los diferentes sectores sociales a levantarse en armas en contra de la dictadura del gobierno y que no pudieron evitarse por ser efectos  directos  de los problemas externos que sucedían en el mundo; sin contar los conflictos que provocaron la ocupación de la silla presidencial por más de cinco periodos, usando estrategias ilegales.
Es importante recordar que en 1907 hubo una crisis financiera en Nueva York, en consecuencia la industria mexicana  que estaba iniciando se vio frenada y seriamente afectada; surgió el desempleo y se redujeron los salarios. En Estados Unidos,  miles de mexicanos que habían emigrado a trabajar fueron desocupados a causa de la crisis económica, y al regresar  agravaron nuestra situación. Además se presentó otro aliado natural: la sequía.    
 EL encarecimiento de alimentos aunado con la reducción de salarios y la falta de empleo terminaron por reflejar la desesperación del pueblo; las manifestaciones no se hicieron esperar. Fueron reprimidos con lujo de violencia, éstos hechos fortalecieron a la oposición.
En el ramo político las cosas no marchaban mejor. El odio generalizado que se sentía por el régimen era más que evidente; el porfiriato había perdido fuerza.
En cuanto a nuestro vecino del norte, tal vez no sea nuevo mencionar que ha influido determinantemente en la vida política de nuestro país, a tal grado  que desde la independencia hasta la actual administración; en algunos pasajes históricos, impulsado por ciudadanos mexicanos que solicitaron su intervención (filtrando armas y soldados especializados, bien para reforzar o eliminar grupos o personas clave), para lograr la estabilidad comercial que es de su interés económico.
Si revisamos la historia plasmada en los libros de texto, nos damos cuenta de que en todos los conflictos figura el presidente de los Estados Unidos  como un aliado o enemigo en provecho de su economía como representante o para subir su prestigio personal y ganar adeptos para su reelección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada